Noticias

Wave

Últimas Noticias

Leve suba para los granos en el comienzo de la semana

Leve suba para los granos en el comienzo de la semana

La soja cotizó ligeramente al alza en Chicago este lunes aunque continúa en los niveles de precio más bajo de los últimos 40 meses, desde noviembre de 2020: US$ 417/ton en la posición marzo y US$ 424 para julio, precio de referencia para Uruguay. El progreso de la cosecha en Brasil, que alcanzó el 40%, y las sostenidas compras de China en ese mercado siguen presionando los precios a la baja, a lo que se suman los niveles mínimos de ventas de soja estadounidense en lo que va del ciclo comercial 2023/24. Los operadores de Chicago entienden que, aun luego de bajar la proyección de producción de soja de 52 millones a 49,5 millones de toneladas según el último ajuste de la Bolsa de Comercio de Rosario, Argentina inyectará un volumen importante a un mercado sobrevendido. Las lluvias sobre buena parte de las zonas productoras de la Argentina apuntalan las perspectivas de una campaña que no será récord pero sí buena. El precio a los productores en Uruguay se instaló en la última semana entre US$ 378 y US$ 375 por tonelada, cuando en la previa de la cosecha 2023 se situaba en US$ 545, una diferencia de 30%. El maíz en el mercado uruguayo cruzó el piso de US$ 160 por tonelada y esta lunes se ofrecen entre US$ 155 y US$ 158/ton según operadores locales. Las proyecciones de una cosecha de Estados Unidos por encima de los 380 millones de toneladas le quitó sostén al grano, que ya venía en niveles bajos por la buena producción esperada en Brasil y Argentina. En Chicago el maíz subió este lunes de US$ 162 a US$ 165 la tonelada para la posición mayo, con cierto sostén en la fluidez de las ventas de EEUU por encima de las previsiones, aunque los precios como los de la soja están en pisos para los últimos tres años y medio. La estimación de la producción de maíz de Argentina fue corregida a la baja desde 59 a 57 millones de toneladas por la Bolsa de Comercio de Rosario. La Bolsa de Cereales de Buenos Aires mantuvo su estimación, ya menos optimista de 56,5 millones de toneladas. Tanto en soja como en maíz la ola de calor de principio de febrero afectó los rendimientos potenciales en zonas claves de cultivos. Las lluvias caídas entre el 7 y el 14 de febrero evitaron pérdidas mayores. En su último reporte mensual el Departamento de Agricultura de Estados Unidos (USDA) calculó la producción argentina en 50 millones de toneladas. El trigo en la Bolsa de Chicago también corrigió levemente al alza y cerró a US$ 212 por tonelada para marzo, aunque el precio sigue presionado por la competitividad de Rusia y Ucrania con oferta abundante que deprime los valores tanto en las bolsas de granos de Europa como de EEUU. En Uruguay la cotización del cereal es de US$ 187 a US$ 190 puesto en Nueva Palmira según distintos operadores. El trigo forrajero, por su parte, se ubica en US$ 158 por tonelada. La cebada cervecera, atada al precio del trigo, corrigió a la baja este lunes con precios que no llegan a los US$ 200 por tonelada puesta en planta. El precio de la cebada de exportación es de US$ 160 por tonelada y la cebada forrajera US$ 140/ton.

Ver Más
Mercado del gordo con mayor presión de la industria

Mercado del gordo con mayor presión de la industria

Santiago Cabrera. Luego de varias semanas de mayor especulación, culminada la ventana de cuota con la industria pasando precios por debajo de lo que pretendía un productor que gozaba de pasto en el campo para agregar kilos a su ganado, la tónica del mercado del ganado gordo parece estar volviendo a recuperar firmeza en sus valores.“La industria, frente a un mejor posicionamiento de los productores empezó a responder con algunos centavos más”, expresó Otto Fernández, director de escritorio Otto Fernández del norte del país.Respecto a la aparición de ganado gordo en los campos, también hubo modificaciones: “veo un poco más de oferta, que quizás aparece porque los productores están con más ganas de vender porque aparecen estos nuevos precios”, añadió.La posición más agresiva de la industria comenzó a notarse con algunos lotes que terminaron pagándose por encima de la oferta inicial, correspondiendo las exigencias de los productores. “En algunos negocios que hicimos la industria cedió al precio que pretendían los productores con entradas cortas, lo que muestra que las plantas no están totalmente abastecidas sino que tienen demanda y necesitan comprar”, estableció Fernández.Esta agilidad de negocios se está notando tanto en vacunos como en lanares.Respecto de la oferta, repitió que aparece “algo más, pero tampoco veo demasiado volumen, sino que aparecen por la suba de precios”.Acerca de la agilidad de entradas, Fernández dijo que manejan de 4 o 5 días hasta plantas que anotan para 8 o 10 días como máximo.Finalmente el consignatario dijo que la situación forrajera en el norte del país está bien, pero hay zonas como el oeste del departamento que está “bastante seco” y empiezan a necesitar agua, sin estar en situaciones críticas.A nivel de forraje, Fernández dijo que en general los productores “están cómodos”.

Ver Más

                        Los granos arrancaron la semana con un leve repunte en Chicago

Los granos arrancaron la semana con un leve repunte en Chicago

La soja terminó la rueda de Chicago con ligeras alzas est lunes, luego de completar el viernes la décima semana bajista seguida y se ubicarse en el punto más bajo desde noviembre de 2020, lugar en el cual se mantuvo. La corriente alcista estuvo dada por la acción compradora de los fondos de inversión, que tuvo su mayor expresión en el mercado de los cereales. La posición mayor ganó US$ 1,3 a US$/ton 417. Sin embargo, los precios de la oleaginosa continúan bajo presión por el avance de la cosecha en Brasil; por la seducción que la misma ejerce sobre la demanda china, y por las lluvias que se registran sobre buena parte de las zonas productoras de la Argentina, que apuntalan las buenas perspectivas para el número final de la campaña. La consultora AgRural relevó un avance de la cosecha de soja brasileña sobre el 40% del área apta, frente al 32% de la semana anterior y al 33% de igual momento de 2023. "Las constantes lluvias registradas en varias partes del país limitaron el ritmo de la recolección. Además, la humedad adicional reforzó las quejas sobre la calidad del grano en algunas regiones", dijo la firma, que redujo de 150,10 a 147,70 millones de toneladas su estimación de producción. "Esta vez los recortes se debieron principalmente a pérdidas de productividad en Paraná y en Mato Grosso do Sul, que sufrieron calor y lluvias irregulares en enero y en parte de febrero", argumentó la consultora. En su informe semanal sobre la inspección de embarques de Estados Unidos, en esta ocasión para el segmento del 16 al 22 de febrero, el USDA relevó este lunes despachos de soja por 974.977 toneladas de soja, por debajo de las 1.291.412 toneladas del reporte anterior, pero dentro del rango calculado por los operadores, de entre 600.000 y 1.300.000 toneladas. En tanto, luego de operar buena parte del día con signo negativo, el maíz logró repuntar y cerrar con alzas la rueda de Chicago. Esas mejoras tuvieron a los especuladores y a sus compras de oportunidad como motor principal, justo cuando la posición vendida de esos inversores tocó un nivel récord. La posición marzo ganó US$ 2,9 a US$/ton 160. Finalmente, el trigo cerró con precios en alza en el mercado estadounidense por cuestiones técnicas propias de cada una de las plazas y por la acción de los fondos de inversión, que, al igual que lo visto con el maíz, optaron por achicar una posición vendida importante, en mercado que mantiene un nivel de precios deprimido. La apreciación del euro frente al dólar mantuvo al Euronext del lado bajista, dado que complica la necesidad de volver más competitivo al trigo de la Unión Europea frente a la oferta abundante de la zona del Mar Negro. El contrato marzo en Chicago avanzó US$ 1,3 a US$/ton 212.

Ver Más

                        Los ovejeros aceleran el cambio en los sistemas productivos

Los ovejeros aceleran el cambio en los sistemas productivos

El rubro ovino, de acuerdo con la última declaración jurada de Dicose, ha caído de los 6 millones de cabezas y lo más probable es que al cierre del ejercicio actual (2023-2024) tenga un nuevo ajuste a la baja, más allá de los esfuerzos de los productores por aumentar los porcentajes de señalada, indicador clave para la producción ya sea con una orientación hacia la carne o para la lana. La realidad es que se ha venido observando una reducción de las majadas, principalmente de las razas de lanas más gruesas, y en algunos casos hasta la liquidación de planteles con más de 40 años de historia, como se constató recientemente en uno de los remates por pantalla. Pero no todo debe leerse desde un punto de vista negativo, porque si bien se está liquidando majadas con historia, por otro lado, también se ha venido observando en esta zafra que criadores tradicionales de razas doble propósito han comenzado a adquirir carneros y vientres de lanas finas para comenzar con sus planteles, lo que marca un claro cambio en la orientación productiva. En este sentido en los últimos años, muchos criadores y cabañeros de la raza Corriedale han venido desarrollando planteles de razas carniceras o de lanas finas, como el Poll Dorset o el Merino Dohne, y en esta zafra hay cabañeros que han tomado decisiones de ir más a fondo y directamente comenzar con cabañas de Merino Australiano. Pero esta situación no se limita solamente a los cabañeros, sino que también se ha observado a criadores de muchos años en razas doble propósito en el norte del país, que han liquidado majadas y al mismo tiempo buscan hembras y carneros de lanas finas. En este sentido, el Ing. Agr. Matías Orihuela, técnico del Secretariado Uruguayo de la Lana (SUL) en Salto, dijo que “se ha incrementado en este último tiempo la decisión de muchos productores de cambiar el pie de cría o ir cruzando”. Al respecto, mencionó que “ambas opciones son válidas” y remarcó que lo más importante es que el productor “debe tener claro el objetivo al cual quiere llegar y qué tan dispuestos están, desde el punto de vista económico, de hacer la inversión para para lograrlo”. Orihuela señaló que “los técnicos del SUL estamos ayudando a los productores en su decisión, cuando así la requieren”. Recordó que se debe tener en cuenta que se puede “pasar de una majada que está muchísimo más adaptada al medio, que es muy rústica, que con un manejo sencillo no se tenía ninguna complicación” a adquirir “una majada que puede venir con alguna afección podal, por ejemplo, el pietín es lo más normal o algún otro problema sanitario y eso es bueno que siempre se tenga en cuenta porque lo mejor siempre es prevenir”. El técnico del SUL remarcó que “no es que una raza es mejor que la otra, sino que una se va a comportar mejor en cierta situación que otra” y eso es importante que el productor lo tenga en cuenta. “Sabiendo eso, cada productor tiene un paquete de tecnología y herramientas que puede utilizar para adelantarse a esos problemas y tomar esas medidas y no tener pérdidas”.

Ver Más
Wave