Noticia

Wave
Volver
En un año pésimo para el agro, la gestión fue clave para las empresas CREA
  • Ganadería

  • En un año pésimo para el agro, la gestión fue clave para las empresas CREA

  • Fucrea presentó los resultados del ejercicio 2023/24

    En uno de los peores ejercicios de la historia, la capacidad de acción de los productores continúa llamando la atención. “Ninguno de los sistemas se detuvo, en un año catastrófico, de los peores de la serie. El sistema de producción siguió, porque había que premiar la vaca, hubo que sembrar de la primera a la última hectárea”, expresó Pablo Sánchez, presidente de Fucrea, este martes, durante el cierre de año de la institución.Empresas competitivas con capacidad de crecimiento, ambientalmente sostenibles, socialmente responsables y humanamente disfrutables son las empresas que busca tener funcionando Fucrea, con la gestión y “algunos otros condimentos” como el “caballito de batalla”.“Atrás, adelante, al frente y al costado de nuestras empresas están las personas. Para nosotros, seguir concluyendo en la visión de ser mejores personas es nuestra base de crecimiento”, explicó Sánchez.Por su parte, Martín Aguirrezabala, coordinador general de Fucrea, expresó que fue un año marcado por la sequía, en donde en la ganadería los precios cayeron más de 30% y la productividad lo hizo en un 6%. En la agricultura, a pesar de precios razonables y una buena zafra de invierno, los resultados fueron “los peores de la historia”, con buena parte de las chacras abandonadas. La lechería, por su parte, se sostuvo en productividad, a fuerza de altísimos costos. Fue un ejercicio “muy trabajoso, pero no muy malo”, expresó.Finalmente, la granja tuvo una caída de rendimientos muy importante. Pese al riego, se dieron problemas de calidad en fruta (no en uva de vino) y, de esa forma, se conjugaron resultados muy malos.Sobre las perspectivas hacia adelante, Aguirrezabala señaló en la ganadería hay precios deprimidos y expectativa de mayor productividad, pero “difícilmente compense la caída de precios”. En las empresas agrícolas-ganaderas se vivió un invierno con buenos rendimientos (calidades complicadas), pero con precios que limitan los márgenes de invierno. “Esperamos compensar en verano”, dijo. Por ello, se esperan resultados esperables similares al 2020-2021.En la lechería, hay precios menores, pero firmes y costos de alimentación menores. Además, la primavera ayuda y se cosecha el esfuerzo pasado. También advirtió que “es clave” el manejo de deuda. Por ello, los resultados esperables son similares a los de 2022-2023.Para las empresas vitivinícolas y frutícolas comunicó que queda mucho por definir, pero que es imprescindible pasar la página y que “la niña” ayude.Sectorial Ganadera. El ingreso de capital promedio de las empresas CREA ganaderas alcanzó los 77 US$/ha. Este indicador, que resulta de analizar 210 empresas con sistemas de cría, ciclo completo, ciclo incompleto e invernada, es uno de los más bajos de la serie histórica. Durante el ejercicio 22-23, se presentaron tres eventos negativos a la vez: una de las secas más grandes de los últimos 50 años, una reducción de precios superior a 30% (entre inicio y fin de ejercicio) y una disminución del valor del dólar de 13%. Esta combinación de factores determinó uno de los peores resultados de la serie histórica.Agrícola-Ganadera. Para esta sectorial fue un ejercicio muy complejo y de malos resultados, dado que el impacto de la seca y el deterioro de los precios de granos y ganadería, impactó fuertemente en los resultados de las empresas agrícolas-ganaderas.Los productores CREA iniciaron el ejercicio con empresas fuertes, consolidadas financieramente, gracias a los excelentes resultados de gestión del ejercicio anterior.Los cultivos de invierno 2023 obtuvieron resultados productivos muy buenos, y precios buenos, pero el efecto del año “Niña” impactó brutalmente en los rendimientos de cultivos de verano, provocando pérdidas absolutamente fuera de lo común en el sector agrícola. Además, la ganadería sufrió una fuerte caída de precios, al tiempo que la sequía provocaba reducciones considerables de productividad e incremento de costos de alimentación. De la combinación de todos estos factores, los resultados obtenidos configuran el peor ejercicio económico de la serie histórica.Gracias a la fortaleza de venir de un muy buen ejercicio, con empresas fuertes, en funcionamiento y un grado muy bajo de endeudamiento se está pudiendo salir, con dificultades, de la compleja situación de la sequía.En el ejercicio 2022-2023 se analizaron 57 empresas agrícolas - ganaderas con una superficie total de 85.763 ha, pertenecientes a 7 grupos CREA.El IK promedio alcanzó solamente US$ 12 por ha y la rentabilidad (R%) fue de 0,1 % (8,9 % en ejercicio anterior) utilizando US$ 8.408 /ha de activos.Este deterioro en la rentabilidad fue provocado mayormente por una caída fuerte del ingreso de capital, que se explica fundamentalmente por el bajo producto bruto, sobre todo agrícola.Los costos de producción también aumentaron en este ejercicio, el incremento de la productividad fue más que proporcional a la de los costos y, por lo tanto, se obtuvo un IK mayor.Sectorial lechera. En el ejercicio 2022-2023 se analizaron un total de 116 empresas que incluyen la producción lechera en sus sistemas productivos: 94 lo hacen en forma exclusiva y 22 diversifican su producción con otros rubros. De las primeras 94, seis realizan su producción encerrando bajo techo al menos un lote de ordeñe durante todo el año (se analizan por separado).El ejercicio bajo análisis nos trajo un par de elementos que tuvieron gran influencia en los resultados obtenidos: por un lado, se atravesó la peor sequía desde que se tienen registros, con precipitaciones que en promedio no superaron el 45% de las lluvias esperables para el período; por otro lado, explicado casi enteramente por una baja en la tasa de cambio, un aumento de precio del litro de leche expresado en dólares americanos, respecto al recibido en el ejercicio 2021-2022 (+11,4%).En términos físicos, la productividad por ha se mantuvo (6224 lts/ha SPL vs 6228 del ejercicio anterior)El costo extra asociado a la sequía estuvo en el entorno de los US$ 500 por vaca masa.Granja. La Sectorial Granjera de FUCREA viene trabajando desde el 2019 tras el objetivo de generar un modelo de análisis de la gestión que se ajuste a la realidad del sector y sus peculiaridades. Los dos grupos CREA vitícolas reúnen a 18 empresas vitícolas que explican cerca del 16% de la producción nacional de uvas con destino a vinificación.El Grupo CREA Fruticultores está integrado actualmente por 10 empresas, que explican cerca del 15% de la producción nacional de frutas de hoja caduca, ocupando el 9% del área de producción.Es así que en la zafra 2021/2022 el Producto Bruto promedio de las empresas frutícolas CREA fue de U$S/ha 9999, mientras que sus costos fueron de U$S/ha 8.741, por lo que su Margen de Contribución (sin considerar amortizaciones y/o depreciaciones) fue de U$S/ha 1.258.En la zafra 2020/21 tres empresas consideraron la amortización en sus costos y para esos casos el IK (Ingreso de Capital) fue de U$S/ha 2.044. En la zafra 2021/22 fueron 7 las empresas que consideraron la amortización en sus costos, alcanzando un IK de U$S 1017/ha.

  • 2023-12-05T07:00:00

  • rurales.elpais.com.uy
Wave